LA LIQUIDEZ

Estimado empresario PYME, sabemos que toda empresa necesita el efectivo para poder seguir operando con toda normalidad, viene siendo algo así como el aceite para un motor sabemos que le pasaría a ese motor si el aceite se vacía y se queda sin nada. Siendo de esta manera, que un manejo adecuado de la tesorería a corto plazo nos mantiene produciendo nuestros productos y servicios y de esa manera seguimos obteniendo utilidades que finalmente es lo que busca toda empresa comercial, esto comúnmente se le llama tener buena o mala “liquidez”.

Amigo empresario, en este artículo le mostramos su importancia y los puntos clave a revisar para mantener “sana” su tesorería y el total de su negocio, veamos:

 El grado en que una empresa puede hacer frente a sus obligaciones a corto plazo (diario, semanal, mensual, semestral, anual) es la medida de su liquidez a corto plazo. La liquidez implica, por tanto, la capacidad puntual de convertir los activos lo más líquidos posibles o de obtener circulante para hacer frente a los vencimientos a corto plazo.

Para algunos esto se refiere a este concepto de liquidez con el término de solvencia, definiéndola como la capacidad que posee una empresa para hacer frente a sus compromisos de pago. Podemos definir varios grados de solvencia. El primer lugar tenemos la solvencia final, expresada como la diferencia existente entre el activo total y el pasivo exigible. Recibe este nombre de solvencia final porque se sitúa en una perspectiva que podemos considerar “última”: la posible liquidación de una empresa. Con esta solvencia final medimos si el valor de los bienes de activo “respaldan” la totalidad de las deudas contraídas por la empresa.

Recordemos que esta medida es la que suele figurar en las notas o resúmenes sobre suspensiones de pagos. En la práctica, suele utilizarse más el concepto de solvencia, término equiparable al de liquidez a corto plazo.

De igual forma, debemos hablar de la existencia de diferentes niveles de liquidez. Una falta de liquidez puede significar que la empresa sea incapaz de aprovechar unos buenos descuentos favorables de algún proveedor u otras oportunidades que son rentables o de beneficio para nuestra PYME. Esto también puede suponer enorme freno a la capacidad de crecimiento. Es decir, la falta de liquidez a este nivel implica una menor libertad de elección y, por tanto, un freno a la capacidad de maniobra.

Una falta de liquidez más grave significa que la empresa es incapaz de hacer frente a sus compromisos de pago actuales. Esto puede conducir a una disminución del nivel de operaciones, a la venta forzada de bienes de activo o, en último término, a la suspensión de pagos o a la quiebra.

Por lo tanto, para el propietario de una empresa, la falta de liquidez puede suponer:

  • Una disminución de la rentabilidad.
  • La imposibilidad de aprovechar oportunidades interesantes (expandirse, compras de oportunidad, etc.)
  • Pérdida de control de la empresa.
  • Pérdida total o parcial del capital invertido.

Como es lógico, los acreedores de la empresa también se verán afectados por la falta de liquidez:

  • Atrasos en el cobro de intereses y principal de sus créditos.
  • Pérdida total o parcial de las cantidades prestadas.

Las importantes implicaciones de todas estas consecuencias justifican la gran relevancia que se da a las medidas de la liquidez a corto plazo.

INSTRUMENTOS DEL ANALISIS DE LA LIQUIDEZ Y SOLVENCIA

Para beneficio de las empresas y en este caso de las PYMEs, Asesoría y Servicios Consultores le ofrece su servicio de análisis de estados financieros, recuerda esa máxima que dice “lo que no se mide no se puede mejorar”, aprovecha al máximo a tu contador ya sea interno o externo, que nos emita estados financieros apropiados a la naturaleza de nuestra empresa es vital para poder analizar su avance.

Le invitamos a conocer nuestro servicio y conozca los instrumentos de análisis de liquidez y solvencia en su PYME, la relación entre efectivo inmediato y el total de las deudas a la vista determina el índice de tesorería, que no debe confundirse con el de liquidez, o sea, con el grado de posible realización de las distintas partidas que forman el activo circulante y su relación con las deudas que integran el pasivo exigible. Para obtener mayor información póngase en contacto con nosotros, HAGA CLIC AQUÍ

0 Me Gusta
1010 Visualizaciones