Las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo incorporan esquemas de contratación por horas, regulan la subcontratación y limitan el pago de salarios caídos. En este especial le invitamos a conocer las nuevas disposiciones para ajustar la política laboral de tu pyme.

Después de “tan solo” (“ya era hora no?) 42 años, por fin se aprobó una reforma a la Ley Federal del Trabajo en México. Estas modificaciones entraron en vigor el 1º de diciembre pasado y contemplan el régimen de subcontratación, nuevas modalidades de contratación (por temporada, por periodo de prueba y capacitación inicial) le fija límites a la responsabilidad patronal en juicios laborales y reconoce el trabajo a distancia.

Además modifica el escalafón ciego por capacidad e introduce la productividad laboral como elemento visible en la gestión de las relaciones laborales; incorpora conceptos de hostigamiento y acoso sexual; lineamientos precisos  en torno al pago por unidad de tiempo; permisos por paternidad y derechos de la mujer trabajadora y menores de edad.

Estas disposiciones impactaran positivamente a su empresa, elevaran la competitividad y productividad de las empresas, además harán que México sea un destino más atractivo para la inversión extranjera, pues al mejorar el desempeño del mercado laboral, resultará en crecimiento económico anual en términos de 2 puntos del PIB durante los próximos 3 años.

La primera consecuencia, México avanzará en índice de competitividad laboral que miden los organismos internacionales como el Foro Económico Mundial (actualmente en el número 102 de 144). La reforma impactará positivamente en niveles de inversión, tasas de participación laboral, y productividad. La reforma hará posible que los empleados del sector informal pasen al formal, pues hay mu has personas que no están dadas de alta en el IMSS, tiene trabajo formal porque tienen patrón y un horario, pero reciben ingresos sin beneficios sociales y al regular la subcontratación, se evitará que los patrones sigan evadiendo obligaciones.

Menos costos  laborales para las empresas mexicanas

Al crearse la figura de la subcontratación se ponen las reglas para garantizar los derechos laborales y dar certidumbre tanto al trabajador, al patrón como a la misma autoridad, esto desde el punto laboral y fiscal. El nuevo marco laboral incentiva la creación de empresas ya que las reglas anteriores eran muy rígidas para los patrones pues al iniciar el negocio se tenía que llevar el costo de contratar mano de obra calificada asumiendo el riesgo del despido desde el inicio; es decir, si contratabas un gerente y no cumplía con las expectativas del puesto, había que despedirlo y pagar toda la indemnización de ley, lo cual era muy costoso. Hoy, las nuevas disposiciones te permiten probar al personal, capacitarlo y si no funciona se termina la relación laboral sin tanto costo.

Otra situación interesante es el establecimiento “tope” de 12 meses en la generación de salarios caídos cuando existe controversia legal entre patrón y el trabajador por un despido. Es de gran ayuda porque al disminuir el costo de juicio laboral, se termina el temor de adquirir una relación laboral y la responsabilidad que cconlleva.

La incorporación de conceptos como hostigamiento y acoso sexual en la ley, trasciendo ya que quedan relacionadas con algunas nuevas causales de despido justificado.

México poco a poco se une a la dinámica mundial que reconoce la evolución de formas en que se desarrollan las relaciones de trabajo, el gran reto es la implementación y que esta reforma se alinean otras como las leyes hacendarias y de seguridad social, en sí, la reforma debe ser integral y la Ley Federal del Trabajo es el primer paso pero no el único.

Siga atento a nuestras próximas publicaciones en torno al tema y si tiene alguna duda o situación en que podamos asesorarle, estamos a sus órdenes. 

0 Me Gusta
586 Visualizaciones