Estimados amigos:

Ponemos a su disposición la segunda entrega, como complemento al tema que iniciamos en la entrada anterior, esperando sea de gran utilidad.

Capitalización delgada o insuficiente en La Legislación Mexicana

Este artículo, desea mostrar el complejo análisis que se debe verificar si se han cumplido con los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (en adelante ISR) para que el devengo de los intereses contraídos por capitalización delgada o insuficientes con partes relacionadas sean deducibles de la base de dicho impuesto, así mismo, se analizara los antecedentes que dieron lugar a su incorporación en la LISR a partir del año 2005, al igual que las diversas modificaciones que se han efectuado a lo largo de los años, que se llevaron a la formación de las reglas de capitalización delgada y que se encuentran en vigor.

Hasta el 1º de enero de 2005 no existía en la LISR alguna disposición que castigase la capitalización delgada, o bien, que limitara la deducibilidad de los intereses que se pagaban entre partes relacionadas cuando estos se consideraban excesivos. En junio de 2004 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) emitió un criterio en su página de Internet respecto de las practicas fiscales indebidas. Dicho criterio cuando una empresa rebase la relación pasivo-capital social de 3:1y, tratándose de empresas del sector financiero, de 6:1, los intereses que pague la misma derivados de los pasivos con sus partes relacionadas, que excedan dicha relación, no serán deducibles en un simple argumento de la autoridad carente de validez o sustento jurídico alguno, no hacía distinción entre partes relacionadas en el extranjero o nacionales.

En las Reformas a la LISR en 2005 se incorporó la fracción XXVI del artículo 32 la limitante para la deducción de intereses, a cargo de los contribuyentes, que provengan de capitales en préstamo otorgados por partes relacionadas del contribuyente, incorporación que entro en vigor el 1 de enero de ese mismo año.

Igualmente, se les brindo a los contribuyentes que requirieran de un endeudamiento superior la posibilidad de solicitar a la autoridad una consulta sobre la metodología para operaciones con partes relacionadas a las que se les acompañase de un dictamen emitido por un contador público, así mismo, se estableció la posibilidad de que los contribuyentes sean partes relacionadas de una o más personas y que contraten deudas con partes independientes quedaran libres de la limitación cuando el margen de la utilidad de las operación con partes relacionadas resulte razonable conforme a los métodos de valuación previstos por la ley y obtuvieran una resolución favorable al respecto.

Según la exposición, de motivos se buscó limitar la deducibilidad de los intereses a aquellos contribuyentes que han utilizado el endeudamiento como instrumento para disminuir la base del ISR o traspasar las utilidades o perdidas de una empresa a otra, considerando que las empresas deben operar con márgenes de endeudamiento razonables desde un punto de vista fiscal y financiero se consideró pertinente establecer en la LISR las reglas que limitaran la deducibilidad de los intereses en los casos de subcapitalización.

Anteriormente

Así, se propuso adicionar la fracción XXVII del artículo 28 de la LISR el cual limita la deducción

Artículo 28. Para los efectos de este Título, no serán deducibles:

XXVII. Los intereses que deriven del monto de las deudas del contribuyente que excedan del triple de su capital contable que provengan de deudas contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero en los términos del artículo 179 de esta Ley.

Para determinar el monto de las deudas que excedan el límite señalado en el párrafo anterior, se restará del saldo promedio anual de todas las deudas del contribuyente que devenguen intereses a su cargo, la cantidad que resulte de multiplicar por tres el cociente que se obtenga de dividir entre dos la suma del capital contable al inicio y al final del ejercicio.

Cuando el saldo promedio anual de las deudas del contribuyente contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero sea menor que el monto en exceso de las deudas a que se refiere el párrafo anterior, no serán deducibles en su totalidad los intereses devengados por esas deudas. Cuando el saldo promedio anual de las deudas contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero sea mayor que el monto en exceso antes referido, no serán deducibles los intereses devengados por dichas deudas contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero, únicamente por la cantidad que resulte de multiplicar esos intereses por el factor que se obtenga de dividir el monto en exceso entre dicho saldo.

Para los efectos de los dos párrafos anteriores, el saldo promedio anual de todas las deudas del contribuyente que devengan intereses a su cargo se determina dividiendo la suma de los saldos de esas deudas al último día de cada uno de los meses del ejercicio, entre el número de meses del ejercicio, y el saldo promedio anual de las deudas contraídas con partes relacionadas residentes en el extranjero se determina en igual forma, considerando los saldos de estas últimas deudas al último día de cada uno de los meses del ejercicio.

Los contribuyentes podrán optar por considerar como capital contable del ejercicio, para los efectos de determinar el monto en exceso de sus deudas, la cantidad que resulte de sumar los saldos iniciales y finales del ejercicio en cuestión de sus cuentas de capital de aportación, utilidad fiscal neta y utilidad fiscal neta reinvertida y dividir el resultado de esa suma entre dos. Quienes elijan esta opción deberán continuar aplicándola por un periodo no menor de cinco ejercicios contados a partir de aquél en que la elijan. Los contribuyentes que no apliquen las normas de información financiera en la determinación de su capital contable considerarán como capital contable para los efectos de esta fracción, el capital integrado en la forma descrita en el presente párrafo.

No se incluirán dentro de las deudas que devengan intereses a cargo del contribuyente para el cálculo del monto en exceso de ellas al triple de su capital contable, las contraídas por los integrantes del sistema financiero en la realización de las operaciones propias de su objeto y las contraídas para la construcción, operación o mantenimiento de infraestructura productiva vinculada con áreas estratégicas para el país o para la generación de energía eléctrica.

Párrafo reformado DOF 18-11-2015

El límite del triple del capital contable que determina el monto excedente de las deudas al que se refiere esta fracción podría ampliarse en los casos en que los contribuyentes comprueben que la actividad que realizan requiere en sí misma de mayor apalancamiento y obtengan resolución al respecto en los términos que señala el artículo 34-A del Código Fiscal de la Federación.

Con independencia de lo previsto en esta fracción se estará a lo dispuesto en los artículos 11 y 179 de la presente Ley.

Procedimiento

Para determinar el monto de las deudas que excedan el límite señalado, se restará del saldo promedio anual de todas las deudas del contribuyente que devenguen intereses a su cargo, la cantidad que resulte de multiplicar por tres el cociente que se obtenga de dividir entre dos la suma del capital contable al inicio y al final del ejercicio. No se consideran las siguientes deudas:

• Las contraídas por los integrantes del sistema financiero en la realización de las operaciones propias de su objeto.

• Las contraídas para la construcción, operación o mantenimiento de infraestructura productiva vinculada con áreas estratégicas para el país o para la generación de energía eléctrica.

Externando lo anterior quedamos a sus órdenes, para cualquier aclaración o duda respecto de lo establecido en este documento.

Mediante disposición transitoria se estableció que quienes al 31 de diciembre del 2004 excedieran la proporción 3:1 de deudas con respecto a su capital tendrían un plazo de cinco años a partir de la entrada en vigor de las reglas para disminuirlo proporcionalmente por partes iguales en cada uno de los cinco ejercicios hasta llegar al límite establecido, por ende, si al final del ejercicio no lo han hecho, no serían deducibles los intereses derivados del monto de las deudas que excedan el limite señalado que hubieran devengado a partir del 1 de enero del 2005.

Las reglas de capitalización delgada que entraron en vigor el 1 de enero de 2005 generaron gran incertidumbre en los contribuyentes respecto de su aplicación e interpretación, motivo por el cual el Poder Ejecutivo público en el Diario Oficial de la Federación un decreto presidencial el 21 de octubre de 2005, con el objeto de atenuar algunas de las deficiencias , aclarar algunas reglas de capitalización delgada incorporadas en la LISR y, a su vez, establecer beneficios para los contribuyentes en relación con dichas regalas.

La principal finalidad del decreto fue permitir la deducción de los intereses derivados de capitales tomados en préstamo cuyo monto puede llegar a exceder el límite establecido en la ley para considerar deducibles los intereses correspondientes, todo esto con la finalidad de fomentar el desarrollo en infraestructura productiva para el país…

Hasta aquí mi reporte, cualquier duda estamos a sus órdenes, tenemos el servicio en asesoría financiera fiscal en precios de transferencia y planeación y cálculo de la capitalización delgada, contáctenos de CLIC AQUI

0 Me Gusta
114 Visualizaciones