POR L.A.E. GERARDO POZO VAZQUEZ
Consultor

FORTUNA Y RUINA DE LA PEQUEÑA EMPRESA

 En este curso se discuten los requisitos básicos que intervienen en el éxito o la ruina del mundo de la pequeña empresa.

 Una buena dirección es la causa del éxito de las pequeñas empresas

 Una buena dirección es el factor que determina la supervivencia y el éxito. Una mala dirección es el factor que determina el fracaso – no lo determina el clima económico, la competencia, la inconstancia de los clientes o la mala suerte.

 Una buena dirección – la capacidad de comprender, dirigir y controlar una empresa – se fundamenta en la atención crítica del director – propietario hacia unos cuantos factores decisivos de supervivencia y éxito que son los que conllevan la fortuna o traen la ruina.

 Se puede aprender a dirigir eficazmente antes de que la empresa tropiece una y otra vez con las  mismas piedras.

 Una buena dirección comprende la suma de las actividades cotidianas del director o propietario, así como las actitudes, percepciones, pensamientos y conocimientos. Es una actividad intencionada y orientada.

 Las siguientes cuestiones se basan en lo que uno piensa y sabe:

  •  Lo que considera importante para el éxito de la empresa
  • Cuán consciente sea de, y cuán preocupado esté por, las trampas
  • Cómo concibe su papel y responsabilidades específicas como director – propietario
  • Qué extensión del paisaje empresarial percibe y hasta qué punto capta o crea oportunidades para desarrollar o mejorar la empresa
  • Qué parte de su actividad es incontrolable y cuáles podrá dirigir
  • Dónde y cómo distribuir los recursos

 Las 10 condiciones de “Fortuna o Ruina” para sobrevivir y tener éxito.

  1.  Sea Objetivo: (Módulo I)
  2. Trabaje de forma sencilla y centrada: concentrar esfuerzos donde el impacto y las ganancias sean mayores (Modulo II)
  3. Proporcione productos y servicios excelentes y característicos que satisfagan las necesidades de grupos selectos de Clientes (Modulo III)
  4. Establezca la forma de llegar hasta sus clientes y venderles sus productos y servicios (Modulo IV)
  5. Organice, dirija y motive a un equipo vencedor para que haga todo lo que usted no puede hacer por sí sólo. (Modulo V)
  6. Lleve los registros de contabilidad y los controles necesarios para entender y dirigir la empresa. Modulo VI)
  7. No esté nunca sin efectivo. (Modulo VII)
  8. Evite tropezar una y otra vez con las piedras de todo crecimiento rápido. (Modulo. VIII)
  9. Comprenda su empresa de cabo a rabo. (Modulo IX)
  10. Planifique. (Modulo X)

 No existe la formula que garantice el éxito, lo que se tiene es la experiencia y las lecciones de los predecesores.

 Una dirección eficaz empieza y debe empezar antes de la entrada al mercado

 Las pequeñas empresas no son empresas grandes en miniatura, precisan una comprensión y técnicas especiales. Tienen recursos limitados, escaso margen de error, no puede comprar el éxito, y debe ocuparse de su eficacia interna.

 El papel central de director – propietario: establecer el objetivo primordial, los valores y la identidad de la empresa. Fijar prioridades y metas y decidir sobre la distribución de fondos en la empresa. Hay que aprovechar lo mínimo al máximo. Solamente el director – propietario puede formar los productos y servicios que satisfagan a los clientes. También le corresponde las tareas diarias, contribuyendo en las áreas que más conozca, supervisar todas las actividades de la empresa y decidir qué cambios o mejoras han de ocurrir.

SI USTED QUIERE CONOCER A DETALLE ESTE CURSO, ENVIE SU COMENTARIO-SOLICITUD A NUESTRO FORMULARIO DE CONTACTO HAGA CLICK EN LA SIGUIENTE LIGA https://www.aysconsultores.com/contacto

0 Me Gusta
642 Visualizaciones