Les presento una informacion relacionado al fomento al primer empleo, de nuestros amigos de bakery.

El 31 de diciembre de 2010, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el «DECRETO por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta», en vigor al día siguiente de su publicación, en el cual podemos destacar la adición del Capítulo VIII (artículos 229 al 238) del Título VII del referido ordenamiento, denominado «DEL FOMENTO AL PRIMER EMPLEO».

Las disposiciones de dicho Capítulo tienen por objeto incentivar la creación de nuevos empleos de carácter permanente en territorio nacional, así como fomentar el primer empleo.

De esta forma, los patrones que contraten trabajadores de primer empleo para ocupar puestos de nueva creación, entendiéndose a éstos como los trabajadores que no tengan registro previo de aseguramiento en el régimen obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por no haber prestado un servicio personal y subordinado a patrón alguno, tendrán derecho a una deducción adicional en el impuesto sobre la renta.

La determinación de la deducción adicional es conforme al siguiente procedimiento previsto en el artículo 230 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR):

    ·    Al salario base de cotización (determinado según la Ley del Seguro Social) multiplicado por el número de días laborados en el mes o en el año por cada trabajador de primer empleo, según corresponda, se le disminuirá el monto que resulta de multiplicar dicha cantidad por la tasa establecida en el artículo 10 de la ley vigente en que se aplique la deducción.

    ·    El resultado obtenido conforme a lo anterior, se dividirá entre la tasa del impuesto sobre la renta vigente en el ejercicio que se trate.

    ·    El 40% del monto obtenido conforme a la fracción anterior será el monto máximo de la deducción adicional aplicable en el cálculo del pago provisional o del ejercicio, según corresponda.

La deducción adicional determinada es aplicable en el ejercicio fiscal de que se trate y en los pagos provisionales, sin que en ningún caso exceda el monto de la utilidad fiscal o de la base que en su caso corresponda determinada antes de aplicar dicha deducción.

    ·    El patrón que no considere en el cálculo de los pagos provisionales o del ejercicio fiscal que corresponda la deducción adicional, pudiéndolo haber hecho conforme al mismo, perderá el derecho a hacerlo en los pagos provisionales o en los ejercicios posteriores hasta por la cantidad en la que pudo haber aplicado.

En el supuesto de patrones personas físicas, la deducción adicional a que se refiere esta Ley sólo será aplicable contra los ingresos obtenidos por la realización de actividades empresariales, servicios profesionales y por arrendamiento.

Para efectos de la aplicación del beneficio anterior, la LISR entiende como puesto de nueva creación aquél que incremente el número de trabajadores asegurados registrados en el régimen obligatorio del IMSS en cada ejercicio fiscal, sin tomar en cuenta las bajas de trabajadores pensionados o jubilados durante el ejercicio fiscal que se trate, así como aquellas bajas registradas de los últimos dos meses del año 2010.

Así, los puestos de nueva creación deberán permanecer existentes por un periodo de por lo menos 36 meses continuos, a partir del momento en que sean creados, plazo durante el cual el puesto deberá ser cubierto por un trabajador de primer empleo. Transcurrido dicho periodo, los puestos de nueva creación no tendrán el beneficio fiscal que nos ocupa.

Conviene destacar que la deducción adicional no debe considerarse para efectos de calcular la renta gravable que servirá de base para la determinación de la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.

El monto de la deducción adicional sólo será aplicable tratándose de trabajadores que perciban hasta 8 veces el salario mínimo general vigente del área geográfica en donde preste servicio el trabajador de que se trate.

Para efectos de determinar el coeficiente de utilidad a que se refiere el artículo 230 de la LISR, no deberá considerarse la deducción adicional aplicada en el ejercicio inmediato anterior a aquél por el que se calcula el coeficiente.

Para que el patrón tenga derecho a la aplicación de la deducción adicional debe cumplir con todos los requisitos establecidos en el artículo 234 de la LISR, entre los cuales destacan: la creación de puestos nuevos, la inscripción de los trabajadores de primer empleo en el IMSS, determinar y enterar las cuotas obrero patronales, no tener a cargo adeudos fiscales con el IMSS o con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y mantener ocupado el puesto de nueva creación por un lapso no menor a 18 meses, dentro del periodo de 36 meses antes referido.

En caso que al trabajador del primer empleo le sea rescindido su contrato en términos del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, el patrón no perderá el beneficio concedido siempre que lo sustituya por otro trabajador de primer empleo y conserve el puesto de nueva creación durante el periodo de 36 meses.

En el mes que se inicie la aplicación de la deducción adicional, los patrones presentarán un aviso en el que manifiesten su opción para acogerse al beneficio en comento y, a más tardar el día 17 de cada mes del año calendario, deberán prestar la información a que se refiere el numeral 236 de la LISR.

Aquellos patrones que incumplan con alguno de los requisitos establecidos en el Capítulo adicionado perderán el derecho de aplicar la deducción adicional por la contratación de trabajadores de primer empleo que se realicen en ejercicios posteriores a aquél en el que se incurrió en incumplimiento.

La aplicación indebida de la deducción adicional, con independencia de las sanciones, trae como consecuencia el pago del impuesto sobre la renta que hubiera correspondido de no haber aplicado en los pagos provisionales o en el ejercicio el mencionado beneficio, debidamente actualizado y con los recargos que correspondan, desde la fecha en que se aplicó indebidamente la deducción hasta la fecha en que se efectúe el pago.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS DEL DECRETO.

Las disposiciones que prevén la deducción adicional tendrán una vigencia de 3 años, contados a partir de la entrada en vigor del Decreto. Quienes durante su vigencia hayan creado puestos de nueva creación para ser ocupados por trabajadores de primer empleo, tendrán el beneficio de la deducción adicional hasta el periodo de 36 meses, aun y cuando dichas disposiciones ya no se encuentren vigentes.

Por último, el monto máximo de la deducción adicional a que se refiere el artículo 230 de la LISR se disminuirá en un 25% a partir del segundo año de vigencia del Decreto.

Le invitamos cordialmente a contactarnos para resolver cualquier duda, aclaración y comentario relacionado con el presente asunto.

Subscribase a nuestro boletin fiscal:

0 Me Gusta
1285 Visualizaciones