En este número veremos como puede usted Proteger su información personal y el deber de Poner atención a la actividad en sus cuentas e historial crediticio.

Con frecuencia, los charlatanes y ladrones están un paso adelante de las autoridades. A la larga, atrapan a algunos, pero no a todos, y aquellos que son aprendidos, con frecuencia regresan a sus malas costumbres después de pagar una multa y un pasar un tiempo en la cárcel. Incluso pueden vivir en su área y pertenecer a la organización de caridad de su comunidad.

Hace años, recibí una llamada de mi banco informándome que acababan de descubrir “actividades irregulares” en la cuenta mancomunada que tenía con mi esposa. Básicamente, lo que había pasado era que un hombre con un identificación falsa a mi nombre había ido a cinco sucursales diferentes de mi banco el mismo día y retirado $1,000 de nuestra cuenta de cheques en cada una. Después de hacer algunas investigaciones, descubrí que alguien había robado nuestra información personal bancaria en las oficinas de nómina del trabajo de mi esposa. Afortunadamente, el banco repuso el dinero que había retirado el ladrón de mi identidad.

Había sido víctima de un robo de identidad. En mi caso, el ladrón había tenido acceso a una de mis cuentas; en otros casos, la actividad criminal puede desarrollarse con alguien abriendo una cuenta (como una tarjeta de crédito) usando la información robada de alguien más. Las víctimas de robo de identidad pueden sufrir consecuencias como reportes de crédito destrozados, reducción en su capacidad para calificar para préstamos e incluso empleos (en el caso de las compañías que revisan los reportes crediticios de sus empleados), pérdidas y desembolsos, y la inversión de docenas de horas de su tiempo para aclarar el problema y limpiar sus reportes de crédito y su nombre. 

Desafortunadamente, el robo de identidad no es la única forma para que los ladrones lo dejen sin nada. Todo tipo de estafadores preparan artimañas para separarlo de su dinero. Por favor siga los diez consejos que doy en este capítulo para evitar convertirse en una víctima más y perder su dinero innecesariamente.

Ahora sí las 10 tácticas, ponga atención:

1.- Reserve las Discusiones Telefónicas para Sus Amigos

Nunca comparta información personal por teléfono, especialmente cuando usted no fue quien hizo la llamada. Supongamos que recibe una llamada y que la persona al otro lado de la línea dice que trabaja con una compañía con la que usted tiene tratos (como la compañía de la tarjeta de crédito o su banco). Pregunte el nombre de la persona y su número de teléfono y llámela para asegurarse de que él o ella en verdad trabajan con esa compañía y tiene una razón legítima de negocios para contactarlo.

Con un identificador de llamadas en su línea de teléfono, puede ver el número desde el que se origina la llamada, pero con frecuencia, las llamadas desde números registrados como negocios aparecen como “no disponible”.

Una señal importante de peligro: si trata de llamar al número que aparece en el identificador de llamadas y descubre que el número es falso (un número que no funciona).

 

2.- Nunca Responda a Correos Electrónicos que Soliciten Información

Si es usuario del correo electrónico, puede ser que haya visto u oído sobre correos de apariencia oficial enviados por compañías que conoce y con las que quizá tenga negocios, pidiéndole que visite su página de Internet a la brevedad para corregir algún tipo de problema en su cuenta. Los hackers cada vez son más inteligentes y pueden generar una dirección de correo de reemisión/remitente que parece que viene de una institución conocida pero que en realidad no es así. Esta práctica sin escrúpulos se conoce como pesca, y si muerde el anzuelo, visita el sitio y proporciona la información personal solicitada, probablemente su recompensa será algún tipo de problema futuro de robo de identidad.

 

3.- Revise Sus Estados Financieros Mensuales

Aunque las instituciones financieras como los bancos le llamarán si notan actividades inusuales en una de sus cuentas, algunas personas descubren actividades problemáticas en sus cuentas al revisar los estados de cuenta mensuales de la tarjeta de crédito, cuenta de cheques y demás.

¿Necesita hacer balance de sus estados de cuenta bancarios hasta el último centavo? No, no tiene que hacerlo. Yo no lo he hecho por años (décadas, de hecho), y no tengo ni el tiempo, ni la paciencia para tanto detalle. La clave está en revisar los rubros en sus estados para asegurarse de que todas las transacciones las hizo usted.

 

4.- Guarde Todos Sus Recibos

Cuando haga una compra, asegúrese de llevar un registro y de guardar los recibos, especialmente los que tienen información personal, financiera o de su cuenta. Puede guardarlos en un sobre en su casa y luego compararlos con su estado mensual.

Si no necesita conservar los recibos, asegúrese de deshacerse de ellos de manera que un ladrón no pueda descifrar la información que contienen en caso de que alguien revise su basura. Rompa los recibos, o si así lo desea, compre una trituradora pequeña de papel para su casa y/o negocio.

 

5.- Cierre Cuentas de Crédito Innecesarias

Abra su cartera y saque todas las piezas de plástico que encuentre que le permitan hacer compras a crédito. Entre más tarjetas y líneas de crédito que tenga, es más probable que se enfrente a problemas de robo de identidad y fraude, y que gaste de más y tenga saldos con deudas. También, disminuya las ofertas de tarjetas de crédito. A menos que conserve una tarjeta para transacciones pequeñas de negocios, “necesita” una sola pieza de plástico con el logo de VISA o MasterCard. Dé preferencia a una tarjeta de débito si tiene costumbre de acumular saldos deudores en la tarjeta de crédito.

 

6.- Revise con Regularidad Sus Reportes de Crédito

También puede darse cuenta de que lo están estafando al revisar su reporte de crédito, por ejemplo en Buró de Crédito. Algunas víctimas de robo de identidad se han enterado que han abierto cuentas de crédito a su nombre cuando revisan sus reportes crediticios.

Como tiene derecho a solicitar un reporte de crédito gratis al año de cada una de las tres principales agencias, se recomienda que por lo menos revise sus reportes con esa frecuencia. Normalmente los reportes contienen la misma información, por lo que puede solicitar y revisar el reporte de una agencia cada cuatro meses, lo que le permitirá estar al tanto de esta información y conseguirla sin costo.

 

7.- Congele Sus Reportes de Crédito

Para abordar el creciente problema de robo de identidad, un número cada vez mayor de estados están pasando leyes de congelamiento, que permiten a los consumidores negar el acceso a sus reportes.

La persona cuyo reporte de crédito está congelado, es la única que puede otorgar el acceso al reporte de crédito.

 

8.- Mantenga Información Personal Fuera de Sus Cheques

No incluya información personal en los cheques. La información que puede ser de utilidad para los ladrones de identidad y que no debe colocar en sus cheques incluye su número de tarjeta de crédito, el número de su licencia de manejo, el número de Seguro Social y demás. También se recomienda que no incluya su dirección cuando el banco mande imprimir sus cheques. Si no, todas las personas por las que pasen sus cheques sabrán exactamente dónde vive.

Cuando haga un cheque para un comercio, cuestione la necesidad de incluir información personal (de hecho, puede ser en contra de la ley solicitar o escribir números de tarjetas de crédito en los cheques). Mejor use una tarjeta de débito para esas transacciones y recuerde que ésta no publica la dirección de su casa y otra información financiera de la cuenta, por lo que no hay necesidad de hacerlo con los cheques.

 

9. Proteja Su Computadora y Sus Archivos

Si guarda información personal y financiera en su computadora, considere los siguientes candados para protegerla a ésta y a la información confidencial que contiene:

a) Instale un dispositivo de bloqueo (firewall).

b) Use un software de protección contra virus.

c) Proteja sus programas y archivos con una clave de acceso.

 

10.- Proteja Su Correo ordinario

Algunos ladrones de identidad han conseguido información personal simplemente tomando el correo de los buzones de las casas. Si el correo se lo dejan en un buzón que se encuentra al borde de la acera, robarlo es muy fácil.

Considere usar un buzón con candado o un apartado postal para evitar que le roben el correo. También cuide la correspondencia que envía, como las cuentas que incluyen cheques. Minimice esta correspondencia y ahórrese las molestias suscribiéndose al mayor número de pagos automáticos que pueda.

Ponga el resto de la correspondencia que envía en un apartado postal protegido, como los que se encuentran en las oficinas postales.

 

Estamos a sus órdenes para mayor información y le ofrecemos nuestro servicio de consultoría financiera, contáctenos haga CLIC AQUI
0 Me Gusta
1090 Visualizaciones