En esta ocasion hablaremos respecto a la trascendencia de la motivación de los trabajadores, a efecto de evitar desaciertos en la empresa e incrementar con ello su productividad.

Iniciamos el tratamiento de un tema relacionado con el sustento de apoyo a las estrategias de productividad en la empresa; sustento relacionado con la motivación a los trabajadores que permite abatir consecuencias tales como: errores en la administración, y retención y desarrollo de personal, entre otros.

Falta de compromiso con los objetivos de la empresa

Uno de los argumentos de queja o lamentación recurrente en algunos centros de labores con las que se tiene contacto, se refiere a la falta de involucramiento de los trabajadores con las metas de la empresa, la que se refleja cuando los grupos de trabajadores y áreas de la negociación no comparten la búsqueda de resultados con la vehemencia deseada por la dirección.

Motivación en el trabajo

El anterior problema ha sido motivo de investigaciones para identificar y explicar  esta falta de involucramiento y participación; algunos estudios indican como tema central la motivación en el trabajo, aspecto que casi siempre va de la mano con la identificación de los errores como factores de desperdicio o fuga de la energía que desgasta los procesos y genera disturbios en el proceso productivo.

La motivación en el trabajo se identifica como: la herramienta que produce hacer mejor algo que ya sabemos y hacemos, o para inventar alguna forma nueva de hacer ese algo.

Importancia del conocimiento de las teorías sobre la motivación

Si bien las teorías y análisis e la motivación tiene varias décadas de existencia, y muchas de ellas han evolucionado conceptualmente, es muy importante reconocerlas en su etapa actual y en particular en la presente coyuntura, en la que se intenta construir y definir un nuevo paradigma de la gestión de recursos humanos, así como de las relaciones laborales en las unidades productivas.

Errores o deficiencias en el trabajo

Es cierto que no todos los errores o deficiencias en el trabajo se pueden explicar desde la perspectiva de la motivación en el trabajo, sin embargo, resulta esencial la causa u origen de dichos errores, a efecto de determinar cuál puede ser la importancia de un programa de motivación vinculado a estos resultados, que obedezca a características y especificidades de nuestro entorno cultural, social y económico, así como al sector productivo y tamaño de empresa en la que laboremos.

Responsabilidad limitada de los trabajadores

Algunas investigaciones desarrolladas al iniciar la década de los años noventa por alguno de los expertos en gestión empresarial más importante del mundo (Deming, Juran, Toyoda), así como otros estudios en ramas específicas, han demostrado que algunos errores y defectos ocurridos dentro de las unidades productivas durante el proceso productivo y que pueden ser controladas para los trabajadores, no van más allá del 20% del total de los que presentan durante diversas fases de dicho proceso en su conjunto.

Lo anterior es revelador y nos deja claro que, por principio de cuentas, sólo una parte de los errores que se cometen durante el proceso podrían ser superados con la participación  directa de los trabajadores.

Clasificación de los errores

Abundando respecto a la clasificación de los errores en el proceso podemos anotar una primera diferenciación:

  • Debido a descuidos. La principal característica de estos errores es que el trabajador no es consciente de los que comete. En este supuesto el trabajador llegará a una conclusión equivocada o a un resultado falso optimo o positivo.
  • Debido a la falta de técnica. Son aquellos que resultan de la falta de conocimientos, de la carencia de destreza, o de deficiencias  en la formación técnica específica que demanda del proceso productivo. Es obvio que estos errores no se superan sólo con la buena voluntad del trabajador o de los mandos medios.
  • Intencionales. Estos errores se presentan cuando el trabajador sabe y conoce la manera de evitarlos,  a pesar de lo cual incurre en ellos, o los comete deliberadamente como una forma de construir, en  algunos segmentos del proceso, ciertos tiempos muertos que le permitan realizar alguna actividad que el proceso no demanda o para lo cual no ha sido diseñado.

 

Descripción de los errores y probables soluciones

 

De la anterior clasificación se puede mencionar algunos de los elementos descriptivos de los mismos, así como identificar algunas posibles soluciones:

  • Acerca de los errores por descuido, su diagnóstico e identificación es resultado de muestras aleatorias, lo que excluye la falta de destreza o ignorancia oculta. Las dos más importantes herramientas para explicar estos errores son las siguientes:

 

ð  La teoría de la fiabilidad, misma que afirma que “errar es de humanos”. Esta afirmación  lleva a tolerara ciertos errores que no afectan de manera significativa del proceso, y por otra parte intenta neutralizar aquellos errores de gravedad que implican grandes pérdidas mediante sistemas de reforzamiento de inspección, tales como: autocontrol, diseño de procesos con redundancia, verificación con cuenta de retroceso, entre otros. Fueron precisamente los defensores de esta teoría los que a  instancias propias o de sus clientes dieron gran difusión a las teorías de la motivación entre los años sesenta y setenta, y

ð  La teoría de la falta de atención, la que sostiene que “los seres humanos al estar bien motivados no cometen errores”. Esta afirmación la sustenta al mencionar que la causa principal de los errores humanos es la falta de atención. Se parte de que la afirmación “errar es de humanos” es falsa. Lo anterior, se refuerza apelando al sentimiento de orgullo de los seres humanos por hacer bien un trabajo o alcanzar una meta, presentado esto como un recurso motivacional. Empero, la realidad en las empresas refleja en diversos estudios ha demostrado que: la motivación influye muy poco y nunca de manera determinante en evitar errores por descuido.

  • Respecto a los errores técnicos, se pueden clasificar entre:

ð  Aquellos que se sabe como evitarlos a partir de un conocimiento general de las características del diseño de proceso y producto, y

ð  Aquellos que puedan ser evitarlos por alguna habilidad o “truco” desarrollando por los trabajadores, es decir, aquellas pequeñas diferencias metodológicas que en la práctica ocasionan grandes diferencias entre trabajadores de la mismas función labora, y casi en las mismas condiciones generan resultados distintos.

Con relación a estos dos puntos, algunos mandos medios han afirmado que con sólo saber motivar a los trabajadores, estos desarrollarán  por sí mismos su iniciativa y por tanto las destrezas necesarias. Cabe mencionar que en diferentes experiencias  se ha podido conocer que las aportaciones y trucos de los trabajadores han resultado fundamentales en algunos incrementos de productividad o mejora de la calidad, cuando las características tecnológicas y de organización lo fomentan o lo propician de manera indirecta.

  • Respecto a los errores intencionales, aunque a primera vista se trata de una práctica insana y descalificable por sí misma, es importante abundar en su descripción y búsqueda de sus causas, ya que su origen lo podemos y debemos encontrar ya sea en la dirección del proceso o en la ejecución del mismo.

ð  La motivación como medio para evitar errores. Si bien los errores en la empresa se presentan como una mezcla de todos los mencionados, algunas soluciones que se encuentran para ellos son proporcionadas  por las diferentes propuestas teóricas de la motivación, así como por los programas y las campañas de motivación que de ellas se derivan.

Así pues, las diferentes herramientas de la motivación en el trabajo han surgido como uno de los caminos de la mejor continúa de los procesos productivos, con un particular énfasis en el equilibrio de los recursos a partir del control de variables relacionadas con aspectos de satisfacción en el trabajo y de búsqueda de desarrollo de los recursos técnicos y humanos.

Diversas definiciones sobre motivación

Aunque los contenidos y las definiciones de la motivación suelen ser diversos, destacando las propuestas de expertos como: Maslow, Macgregor, Herzberg, y Porter-Lawer, para fines prácticos proponemos las siguientes:

  • La creación de una fuerza o impulso que induzca a alguien a una actividad deseada.
  • Descubrir y aplicar los estímulos necesarios para inducir a alguien desempeñar sus tareas de un modo determinado y de ningún otro.
  • Impulsar a alguien para que ejerza determinada conducta o comportamiento por su propia voluntad con resultados predefinidos.
0 Me Gusta
1030 Visualizaciones