Como dice un buen amigo y colega de Chile (Antofagasta), la Empresa Inteligente no tiene nada que ver con el coeficiente intelectual de sus empleados, sino con su capacidad para “Hacer Cosas”. Para incrementar la productividad del trabajo y los conocimientos del trabajador.

 

Aprovechamiento de los activos de conocimientos de la empresa

La comprensión de su empresa y su funcionamiento es quizás uno de los más importantes consejos que se pueden ofrecer.  Esto incluye los procesos, los datos, y la forma en que los datos son utilizados.

 

¿Cómo puede hacer que  su producto sea mejor?

Es necesario familiarizarse con los productos y cómo se hacen. Así, cuando se le informe sobre lo que su empresa necesita para hacer bien el trabajo, usted será capaz de tomar mejores decisiones.

La otra área a la que un gerente o directivo debe prestar mucha atención a es la información acerca de sus potenciales consumidores.

  1. ¿Quién tiene más probabilidades de estar interesado en sus productos y servicios?
  2. ¿Qué genera los resultados más deseables? o  ¿Quiénes son los jugadores clave en la empresa?
  3. ¿Qué es la inteligencia competitiva?
  4. ¿Cuál es el papel de la gestión del conocimiento y cómo se relaciona con la inteligencia competitiva?
  5. ¿Es lo mismo análisis de la competencia que la inteligencia competitiva?
  6. ¿Cómo puede la inteligencia competitiva a formar parte de una estrategia de la empresa?
  7. ¿Cómo formar a nuestros empleados para que sepan proteger nuestra propiedad intelectual?
  8. ¿Cómo se mide la eficacia de la inteligencia competitiva?
  9. ¿Por qué algunas empresas logran la hegemonía sobre las demás y, a menudo con menores recursos?

 

La inteligencia competitiva tiene el propósito de control de sus competidores, que son las empresas que usted considera que son sus verdaderos rivales en los negocios, y con quien hay que competir por cuota de mercado.

La inteligencia competitiva también tiene que ver con el intento de anticiparse a sus rivales en los negocios. Estratégicamente, para ganar conocimiento sobre los planes de su competidor y planificar su estrategia de negocio para anticiparse.

La mayor parte del valor agregado de una empresa es creada por las actividades de servicios basados en el conocimiento como la investigación y el desarrollo, la investigación de mercados, el diseño de productos, el servicio al cliente, la publicidad o la distribución.  Las empresas ganadoras serán las que con más éxito dominen estas cuestiones.

Las empresas tratan de prosperar a través de mejoras en la competitividad, aprovechando las competencias básicas y la inteligencia competitiva a la que nos hemos referido.

Las economías de escala, la base sobre la cual las grandes empresas han basado su dominio en la era industrial, ya no es una ventaja.  Los cambios en la tecnología, en el sistema financiero, en las técnicas jus-in-time para la producción, por ejemplo, ahora, son más importantes.

¿Qué necesitamos saber para desarrollar y seleccionar estrategias que tengan éxito y sean sostenibles? ¿Qué nuevos productos debemos lanzar, en qué mercados deben entrar y cómo?

Una empresa que no realiza rigurosamente un seguimiento y análisis de los principales competidores está mal equipada para formar y desplegar la estrategia competitiva eficaz y deja su mercado vulnerable a los ataques.

La falta de recopilar, analizar y actuar sobre información de la competencia, de manera organizada, puede llevar al fracaso de la propia empresa.

El estratega militar chino, Sun Tzu, decía que “La razón por la que el general sabio podía vencer al enemigo, es el conocimiento previo”.

Por: Alberto Aguelo

De: http://www.empresadehoy.com

0 Me Gusta
458 Visualizaciones