Las empresas niponas de autopartes en busca de expandir su presencia en los mercados emergentes, donde la demanda de vehículos se incremente a un ritmo dinámico. Esta tendencia se ha acrecentado en los últimos 12 meses debido al establecimiento de nuevas plantas japonesas tanto en Asia como en Latinoamérica.

Por ejemplo, la japonesa Jatco, una de las mayores proveedoras de transmisiones para vehículos y proveedora de Nissan, se encuentra construyendo plantas tanto en México como en Tailandia, además recientemente abrió un centro de investigación y desarrollo (IyD) en China, el primero de esta compañía en países emergentes. El gran reto para las firmas de autopartes como Jatco es adaptar sus productos a las necesidades de sus clientes. Por otra parte, la firma Hitachi Automotive Systems busca aumentar el personal de su equipo de investigación y desarrollo de 50 a 240 personas, el cual se enfocará en el desarrollo de motores y otros sistemas para vehículos, específicamente para mercados emergentes. Asimismo, la firma Denso, afiliada al grupo Toyota, abrió recientemente un centro de IyD en Brasil, en el que invirtió 50 millones de dólares.

Las economías emergentes se han convertido en los mercados más atractivos para las automotrices globales ante la caída en la demanda en los países industrializados.

 

Fuente: Nikkei News. 15-07-12.

0 Me Gusta
962 Visualizaciones