• Economía: Después de las revisiones al crecimiento del PIB en Estados Unidos el panorama que se plantea tiene como trasfondo un entorno de crecimiento moderado. La discusión en torno a un posible recorte en el estímulo monetario ha aumentado la volatilidad de las variables financieras las cuales han repercutido en la parte real de la economía aumentando la variabilidad de las variables de producción y empleo. La discusión en torno a los topes de endeudamiento asegura que durante el mes de septiembre esta volatilidad proseguirá, especialmente, en los mercados emergentes. Los cambios de metodología y un entorno internacional poco favorable, aunado al retraso en el gasto público, se reflejaron en un crecimiento raquítico durante el segundo trimestre del año en términos anuales, sin embargo, la desaceleración propició una contracción en el producto en términos trimestrales. Hacia el futuro esperamos que la producción industrial se normalice y el crecimiento sea más dinámico durante el segundo semestre, sin embargo, bajo este panorama nuestro estimado de crecimiento para el PIB se ubica sobre el 1.5% en promedio anual, reflejando el rezago con el que ha reaccionado la economía mexicana a los shocks provenientes de los dos componentes mencionados anteriormente.
  • Tasas y Tipo de Cambio: Durante agosto, el entorno en los mercados de deuda siguió siendo adverso. Los datos económicos publicados durante el mes fueron mixtos, aunque el PIB se revisó positivamente en los Estados Unidos. En general, el mercado de renta fija en los Estados Unidos descuenta que la FED está próxima a anunciar el inicio de la reducción del estímulo monetario. Debido a la combinación de factores, la tasa del bono del tesoro de los Estados Unidos a 10 años llegó a tocar niveles de 2.90%. Compartimos la expectativa de que el anuncio del retiro de estímulo monetario se hará en septiembre y no en diciembre. Para el mercado mexicano, el movimiento de las tasas no sólo sufrió el impacto de los incrementos en las tasas en dólares, sino de la fuerte presión que registraron la generalidad de emergentes, ante la salida de flujos por la incertidumbre
  • Bolsas: Durante el mes de Agosto observamos alta volatilidad y tendencias mixtas en los mercados financieros globales empezamos el mes con una expectativa positiva ante los datos favorables del sector industrial por parte de Estados Unidos, pero poco a poco el entusiasmo del inversionista se vio disminuido ante presiones en los mercados emergentes al igual que el creciente conflicto en Siria. Vemos como cada vez más los inversionistas están tomando posturas adversas al riesgo, y cada vez más estamos viendo una preferencia por mercados desarrollados. Estas noticias han mantenido presionada a la Bolsa Mexicana, lo que en conjunto con un crecimiento económico para el país por debajo de lo esperado llevo a revisar nuestro estimado del IPyC a la baja para el cierre del año.
0 Me Gusta
1206 Visualizaciones