El Secretario de Economía, Bruno Ferrari, y el Subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, Miguel Marón, anunciaron el 13 de febrero pasado la puesta en marcha del Programa Emergente en apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) afectadas por las sequías.

Para la instrumentación de este programa, el Fideicomiso México Emprende destinó 200 millones de pesos en garantía con el fin de mitigar el riesgo de impago a los bancos comerciales que participan en este programa: Banorte, Santander, BBVA Bancomer, Banco del Bajío, HSBC y Afirme.

De esta manera, los recursos aportados en garantía se multiplican cinco veces gracias a la cobertura que brinda Nacional Financiera, los que generarán una derrama de crédito de al menos mil millones de pesos, con lo que se espera apoyar a 1,600 empresas.

Las PyMES beneficiadas con estos apoyos serán aquellas ligadas a la cadena agrícola y ganadera, ubicadas en los municipios declarados como zona de desastre natural por la Secretaría de Gobernación, de los Estados de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, Sonora, Zacatecas y también Baja California Sur, entidad ésta que recientemente se sumó a esta declaratoria emitida por la Secretaría de Gobernación.

Los apoyos consisten en créditos preferenciales de hasta 2 millones de pesos por empresa, de acuerdo con sus necesidades y capacidad de endeudamiento.

PARA CAPITA L DE TRABAJO

Con estos créditos se financiará el capital de trabajo.

El plazo de pago es de hasta tres años, incluido un periodo de gracia de hasta tres meses en la liquidación del capital. La tasa de interés de estos créditos es preferencial, del 10.5% fija anual.comisión por apertura de crédito ni por prepago.

Se espera que con estos recursos, las empresas tengan la capacidad financiera para sortear la situación desfavorable que vive el sector agroalimentario. Se busca que las PyMES conserven los empleos que generan.

0 Me Gusta
354 Visualizaciones