En los últimos años, se ha puesto en duda las notificaciones que hace el SAT, puesto que muchas de ellas no se llevaron a cabo siguiendo las formalidades que exigen estos procedimientos.

Ello derivó en múltiples impugnaciones, mismas que fueron ganados en su mayoría por los contribuyentes, incluso el poder judicial emitió una serie de criterios precisando la forma en que debían practicarse estos actos, por lo que el fisco dejó de percibir importantes cantidades de recursos.

De ahí que en los últimos años, el fisco se esmeró en hacer más efectivas estas notificaciones; sin embargo, no eliminó del todo las irregularidades, por lo que aún queda en duda la efectividad de las notificaciones.

Sin embargo, hay algo que podemos decir en favor de las autoridades fiscales: cada vez se equivoca menos.

LA GEOLOCALIZACION

Hoy en día, tenemos en boga el tema de la geolocalización de los contribuyentes, con lo que apoyado en la tecnología satelital, el fisco puede ubicar perfectamente un domicilio e incluso, tomar fotos al practicar la visita, lo que no precisa aún es si debe tomar fotos de la persona que recibe el documento.

Sin duda es un esfuerzo más por dejar en claro la validez de una notificación, lo que aún no podemos precisar es la imperfección del ser humano por mucho que se apoye en el desarrollo tecnológico.

En otras palabras, no importa qué tan adelantados estemos en tecnología, al final del día éstos avances son usados por seres humanos, susceptibles de cometer errores, con tendencias y metas por cumplir… incluso a costa de todo.

CONDUCTA TENDENCIOSA

Es aquí donde debemos evitar la discrecionalidad malintencionada, vigilando a quienes utilicen tales avances, inhibiendo conductas tendenciosas amparadas en la supuesta implementación tecnológica.

Usted que opina de esto estimado lector, deje sus comentarios. Gracias!

 

0 Me Gusta
1114 Visualizaciones