Introducción

Indiscutiblemente el personal de una empresa es un elemento que genera valor, esto independientemente de que existen otros elementos que generan valor a un negocio.

Existen tres factores básicos que deben observarse en los negocios para generar sinergias en el logro de los objetivos de las empresas. Estos son: la actitud de la gente, el trabajo en equipo y la comunicación. Los factores están relacionados entre sí y tienen que ver con el elemento humano de la empresa que, si logran conjuntarse entre sí, se traducen en beneficios para la misma.

Hablando del personal, éste juega un papel crucial en el logro de las estrategias y objetivos de los negocios y por esto vale la pena reflexionar en los siguientes conceptos:

La Actitud de la gente que colabora en su empresa

En mi experiencia profesional he observado que algunos negocios no logran alcanzar el éxito que planean a través de sus diferentes estrategias y acciones que desarrollan al inicio de cada año, a pesar de los esfuerzos en el desarrollo de un plan estratégico e involucración y compromiso de los directores de la empresa.

¿La pregunta es cuál es la razón de ello? ¿En dónde está la falla?

Durante el año los reportes de los directores informan que las acciones se están llevando a cabo; sin embargo, al final del año se enfrentan a los descalabros debido a que no se logran los números.

Uno de los aspectos que origina esto es el hecho de que las acciones se reportan como observadas, pero ellas son realizadas de forma o apariencia más que haberlas realizado de fondo. En la generalidad de los casos la actitud de la gente es crucial y ahí es donde se puede encontrar la posible causa de las fallas en el aterrizaje de un plan.

La actitud del personal es una de las fuerzas más determinantes que afectan el desempeño en general en un negocio y aquí es muy importante reconocer que cada individuo, por sus capacidades, personalidad, formación, etc. puede tomar diferentes actitudes en el desarrollo de sus labores cotidianas. La actitud tiene que ver con la cultura del negocio, la cual debe ser desarrollada y fomentada por el liderazgo del mismo.

En la medida en que las actitudes de cada individuo hacia el trabajo y sus compañeros se encuentren alineadas hacia los objetivos del negocio, se logrará además de la obtención de resultados, generar un valor intrínseco en la empresa.

Normalmente el liderazgo de una empresa establece una actitud de una búsqueda continua de mejoras (innovación, trabajo en equipo, información, comunicación, etc.) y la filosofía indica que si esa actitud se promueve y comparte con la organización, y cada persona dentro de una organización la réplica, se crea una cultura.

En ocasiones, dentro de las empresas, se observa que ciertos niveles de la organización se encuentran satisfechos de los resultados, mientras los niveles operativos tengan un buen desempeño; sin embargo, ello no necesariamente implica que el personal está enfocado en la mejora constante.

Para cerrar el círculo y focalizarse en el logro de objetivos, es importante fomentar que las personas adecúen su manera de pensar y trabajar respecto de sus labores individuales y colectivas (trabajo en equipo), con el apoyo de información (comunicación continua) del liderazgo de la organización sobre los objetivos de la empresa y la importancia de cada labor individual y grupal.

Por otro lado, y hablando de la innovación, debemos tener presente que el éxito del pasado no asegura el éxito en el futuro, empero, para tener mayor probabilidad de éxito es necesario innovar constantemente.

La gente que tiene apertura al cambio y adecúa su actitud, disfruta los esfuerzos de innovación y genera e impulsa el éxito de una organización. Es imperativo posicionar a las personas que se orientan al cambio en los roles correctos y concientizarlas respecto a sus responsabilidades.

¿Por qué las personas y las organizaciones se resisten a los esfuerzos de mejora (cambio)?

Por lo general los empleados no entienden cómo las mejoras los benefician a ellos o a la compañía, por tanto es necesario que los líderes proporcionen una perspectiva clara sobre este tema.

Otro aspecto que genera resistencia es el hecho de que la búsqueda de las mejoras demanda trabajo para obtener resultados sustentables, lo cual consume tiempo. Otro motivo clásico por el que las mejoras no ocurren es la negación de la realidad: los líderes a menudo niegan que existan los problemas o las oportunidades, creando una barrera para las mejoras, lo que puede ser fatal para una organización.

 

Trabajo en equipo si existe en su organización

Durante años se pensó que la clave para tener éxito era que cada persona tenía que cumplir ciertos atributos personales, ejemplo: ser inteligente, más brillante, más duro; sin embargo, debemos reconocer que los tiempos han cambiado y en la actualidad el éxito no sólo depende de esas cualidades; hoy por hoy, ante los problemas económicos, la competencia, la situación económica, etc., para sobrevivir en el difícil ambiente laboral es necesario que la gente no compita entre sí, sino que colabore conjuntamente en el logro de los objetivos del negocio, es decir, que trabaje en equipo, lo cual es básico para crecer en todos sentidos. En otras palabras, es importante saber qué tan buen jugador de equipo eres, pero más importante es cómo compartes los conocimientos, información, etc., con tus colegas.

En la actualidad el “enemigo” a vencer no está dentro de la organización, y la energía debe focalizarse para dar la batalla a la competencia en el mercado.

Es por esa razón que el trabajo en equipo dentro de la organización es vital, por tanto no debe considerarse importante ni ser motivo de preocupación para el personal enfocarse en quién obtiene el crédito de determinada situación de manera individual.

Hoy los empleados deben estar dispuestos a creer en el poder del equipo y el trabajo que éste desarrolla, identificando sus fortalezas y contribuciones.

De hecho, el éxito del personal, gerente, supervisor, etc., depende de qué tan bien el equipo trabaje y colabore, lo que se traduce en una mejor calidad y productividad de manera continua.

Otro de los beneficios del trabajo en equipo es que éste resuelve problemas complejos más fácilmente que una sola persona, porque varias mentes capaces se centran en el problema, sin embargo, todos los equipos deben ser adecuadamente guiados y administrados por un facilitador capaz, que entienda al equipo, identifique sus fortalezas, áreas de mejora, etc., ya que cada equipo es único, dinámico y siempre cambiante.

Los miembros del equipo deben tener como bandera: “Sé lo que tengo que hacer y las metas del equipo son claras”; “Estoy dispuesto a compartir algo de responsabilidad del liderazgo”; “Soy un participante activo”; “Me siento apreciado y apoyado por otros”; “La comunicación es abierta, se fomentan las nuevas ideas, y nos divertimos trabajando juntos”.

Los equipos desarrollan rápidamente un enfoque claro para resolver problemas que puede ser aplicado mientras su líder construye un propósito y visión comunes, llevando al equipo por la dirección correcta.

¿Qué ocurre cuando no haces mejoras durante un largo periodo?

Durante una crisis, cuando una organización se torna complaciente, la solución generalmente requiere una afluencia de personas orientadas a la mejora, quienes deben ser capaces de tomar una buena actitud e impulsar el cambio en la organización.

¿Qué tan bueno puede ser que exista la actitud correcta en tu personal y la organización?

Cuando una organización alcanza el punto donde todos están enfocados en la mejora continua, por lo general se genera una “energía” que es obvia, pero difícil de explicar. Este ímpetu permite a la organización superar a sus competidores en crecimiento y rentabilidad: el combustible que impulsa el flujo de efectivo y la oportunidad. El éxito aumenta progresivamente a partir de ahí, proporcionando oportunidades para las personas excepcionales y permitiendo a la organización contratar talento adicional.

Atraer y retener empleados excepcionales permite a la organización exceder las expectativas continuamente al crear mejoras en todas las áreas de la compañía. Este es el punto donde comienzas a darte cuenta de qué tan buenas pueden ser las cosas. Por eso viene la reflexión a las preguntas: ¿la organización en la que laboro tiene la actitud correcta?, ¿tengo la actitud correcta para con mi organización?

 

Comunicación un gran reto en su empresa

En una organización la comunicación es clave.

Hacer que los empleados se comuniquen debería ser el último de los problemas, empero, la comunicación interna puede ser uno de los retos más grandes a superar en el negocio.

La comunicación escasa puede ser un problema práctico únicamente.

Dada la variedad actual de herramientas de comunicación, parece extraño que todavía tengamos problemas comunicándonos. Pero el mundo feliz de la alta tecnología puede crear barreras: los gerentes senior se ocultan detrás de sus computadoras, el staff usa el correo de voz para filtrar las llamadas y los empleados sentados uno junto a otro se envían correos electrónicos en lugar de hablar.

Estudiosos en consultoría enfocadas al liderazgo y comunicación han concluido: • La comunicación cara a cara no puede ser eliminada.

• Los gerentes deben recorrer los pasillos de sus oficinas y lograr la comunicación con sus contrapartes.

• El personal únicamente revisará su correo electrónico tres veces al día, estableciendo un tiempo para trabajar en él.

• El sonido en el correo electrónico deberá eliminarse, con objeto de evitar la tentación de interrumpir sus labores, que incluso llegan en ocasiones a interrumpir juntas.

• El uso de “reply to all” deberá racionarse.

La sobrecarga de información también significa que las personas dejen de escuchar.

Finalmente comentaré que en la generalidad, el éxito de los negocios se encuentra fundamentado por su personal que requiere, entre otros, tener una cultura y actitud acordes con los objetivos del negocio y ser conscientes de los beneficios que obtendrán de ello.

En Asesoría y Servicio Consultores, es muy importante que nuestros clientes conozcan estos tres factores y los vivan hacia dentro de su organización, para ello hemos provisto nuestra consultoría especializada a fin de coadyuvar en su implementación, con todo gusto atenderemos sus dudas y nos ponemos a sus órdenes para ser parte del éxito de su empresa, por favor dejenos sus comentarios o vaya a nuestro formulario de contacto para atenderle con todo profesionalismo, de click AQUÍ.

0 Me Gusta
2060 Visualizaciones